Los venezolanos y su tema predilecto

Cuando emigras tan joven buscas lugares comunes y puntos de encuentros muchas veces con venezolanos que consideras valiosos y aunque jamás los conozcas sientes orgullo de de compartir el gentilicio.
También me pasó que cada vez que decía que Soy venezolana me replicaban “ahhh Chavéz, Maduro, escasez…” y yo siempre responderé “Sí, y gente educada, profesional, echada pa´lante” y así consigo incluir en la conversación algún venezolano con mérito reconocido, es que talento no nos falta.
Hoy descubrí a Franz Conde un chef del cual copio algo tan certero “el deber de estar dispuesto a no ser nadie y a empezar de cero.” … quién me conoce sabe que es parte de mi esencia, con 38 años he empezado de cero al menos 4 veces ¡y es que una le agarra el gustico al reto!

Belén Estacio directora creativa

Mi vida de trotamundos me permite encuentro fugaces con personas geniales… que si las conozco en profundidad tal vez termine por detectar que no son lo que pensaba… ¡Gracias Dios por concederme lo bueno en poquito!
y así en un verano en Paris por allá en 2005 nos encontramos junto con mi persona favorita del mundo mundial Melissa en el barrio latino para comer con Belén.
Hoy muchoooo tiempo después descubro que se autodefine como ” a multi-media creative director and social media strategist based in Miami” me encanta descubrir que la gente a pesar de crecer sigue siendo auténtica!
Yo me divierto un montón cada vez que Instagram histories me lanza un retazo de su vida… se los prometo que hay que seguir el juego de la contemplación.

Carlos Díaz canta de alegría

Soy fan de Sumito Estevez no solo de su cocina sino de su sentido de pertenencia, de solidaridad y ese don complejo y raro llamado humildad.
Hoy leí en su instagram una historia que refleja lo que intentamos hacer muchos y por lo cual somos reconocidos o diferenciados de otros inmigrantes, a pesar de tener vidas complicadas siempre estamos alegres, optimistas de que vamos a salir adelante más temprano que tarde!

Sumito relataba su encuentro con Carlos:

UN VENEZOLANO QUE CANTA CARMEN. La zona de Franklin en Santiago de Chile es un compendio de muchas cuadras llenas de galpones que junto a las calles componen un bazar urbano masivo en donde lo venden todo. Desde antigüedades hasta pescado fresco. Todo. Fui por curiosidad porque leí que en medio de ese pandemonium habían abierto un bistrot francés que se llama @elfrancesdelbarrio. Cocina casera francesa de Mamá en donde pude comer una lengua de res con puré de berenjena impecable.
El muchacho que canta se llama Carlos Díaz. Es venezolano. Llegó hace un mes a Santiago a través de la dura travesía por tierra. En la semana vende las tortas que hace su tía con quien comparte apartamento. Los fines de semana (el restaurante sólo abre sábado-domingo y está por sumar los viernes en vista del éxito) atiende las mesas.
Mi esposa me comentó algo hoy muy cierto: “Nos topamos todos los días con historias de vida complejas y en todos los casos los venezolanos siempre están alegres y optimistas”. No fue la excepción cuando me puse a hablar con Carlos.

Luis Porras, horneando panes en Panamá con el mejor gusto venezolano

Una de las historias más lindas que puedo escribir es ésta…si, claro es mi hermano que comenzó desde muy pequeño en la cocina. Luego de estudiar física se decidió y cambio todo por la cocina. Cuenta varios títulos chef, maestro panadero, chocolatero, bartender y cuantas especializaciones en cocina puede hacer y sigue formándose para emprender con un catering.

María Fernanda Di Giacobbe repartiendo chocolate

maria fernanda di giacobbe

La chef venezolana es la promotora insigne del chocolate venezolano a partir de proyectos como Kakao y Cacao de Origen, en el que participan 18 comunidades cacaoteras venezolanas que se conformaron como una red de desarrollo e impulso económico.
El jurado la eligió entre mas de 110 candidatos provenientes de 30 países. Maria Fernanda Di Giacobbe recibió el premio Basque Culinary World Prize como reconocimiento a sus iniciativas en las que se utiliza la gastronomía como motor de cambio social.
Feliz de saber que otra vez el cacao venezolano es reconocido mundialmente.

Enrique Limardo poniéndole sazón a Baltimore

Recientemente, la Baltimore Magazine lo nombró el mejor chef de Maryland.
En una ciudad donde la comunidad latina es reducida el chef Enrique Limardo logro hacerse su espacio y como él mismo lo dice: “… fue una sorpresa, en Maryland hay tres mil venezolanos pero el aforo de ciento sesenta y cinco puestos, lo ocupa en un 90% norteamericanos, que han quedados maravillados con los sabores criollos”

A mi enorgullece saber que nuestros sabores son apreciados cada vez más lejos. Los invito a una degustación visual en Alma Cocina Latina.